COMBONI COMO HOY

III Asamblea de los Laicos Misioneros Combonianos en África

Jueves, 12 de octubre 2017
La tercera Asamblea Africana de los Laicos Misioneros Combonianos tuvo lugar en Anchilo del 24 al 30 de junio de 2017. Asistieron siete misioneros combonianos (MCCJ), una misionera comboniana (SMC), nueve Laicos Misioneros Combonianos (LMC) y cuatro laicos de otros grupos procedentes de ocho países. Las reflexiones de la semana han dado lugar a una serie de conclusiones – en cuestiones de organización, formación, campos de misión, economía y comunicación, familia comboniana GPIC y comunicación – que consientan a las provincias preparar un plan de acción.

Los Laicos Misioneros Combonianos confirman su energía y fe para continuar el camino iniciado en su primera reunión en Layibi (2011) y continuado en Kinshasa (2014), con el deseo de hacer todo lo posible para poner en práctica su vocación en la realidad africana, a pesar de los desafíos a superar. Se destacó la importancia de realizar el aspecto misionero, con una invitación a crear comunidades misioneras dentro del propio país e intentar iniciar las misiones incluso en el exterior.

Conclusiones de la III Asamblea de los Laicos Misioneros Combonianos en África
Anchilo (Mozambique), 24-30 de julio de 2017

Introducción
La tercera asamblea africana de los Laicos Misioneros Combonianos se realizó en Anchilo (Mozambique) del 24 al 30 de julio de 2017. Participaron en la asamblea siete misioneros combonianos (MCCJ), una Hermana misionera comboniana (CMS), nueve Laicos Misioneros Combonianos (LMC) y otros cuatro laicos de grupos cercanos al carisma, procedentes de ocho países.

Nos sentimos en comunión con el camino iniciado con el primer encuentro de Layibi (2011) y continuó en Kinshasa (2014). Amamos nuestra vocación LMC y nos sentimos llamados a hacer todo lo posible para hacerla posible en nuestra realidad africana, a pesar de todos los desafíos que enfrentamos. Queremos animar a todos los grupos a encontrar caminos para realizar los aspectos misioneros de nuestra vocación: crear comunidades misioneras dentro de nuestro país y encontrar maneras para enviar también a las misiones fuera de nuestro país. Que todos los LMC, locales y expatriados, nos tomemos de la mano y caminemos juntos para cumplir el sueño del Comboni de "Salvar África con África".

Después de reflexionar juntos, hemos llegado a algunas conclusiones que permiten a cada país establecer un plan de acción concreto. A continuación presentamos las conclusiones sobre los diferentes temas.

Organización

Estamos de acuerdo en que la estructura actual de la organización LMC es buena. El problema es cómo poner en práctica las decisiones tomadas por los Comités y Asambleas Internacionales.

  • Tenemos que centrarnos en la implementación de las decisiones tomadas en las asambleas anteriores (ya sean continentales o internacionales).
  • Debemos mejorar la organización y la comunicación entre los Comités y los grupos de los distintos países.
  • Como tenemos sólo un grupo de CLM en cada país, que incluye miembros locales y expatriados. Debemos tener un programa común decidido en asamblea, un equipo coordinador que comparta las responsabilidades y tome las decisiones importantes juntos. Los LMC que viven cerca unos de otros, deben tratar de compartir algunas de las actividades, oraciones, comidas, formación.

Formación

Como se acordó en Kinshasa y en Layibi, la formación debe ser una prioridad.

Debemos intercambiar nuestro programa de formación y los temas para que podamos caminar juntos (entre los grupos de países y los equipos de coordinación del Comité Africano y Central).

Ya en Layibi, se acordó que en la etapa de discernimiento de la formación, deberíamos posibilitar experiencias misioneras en comunidad. Debemos ver cómo poner esto en práctica. Cada país debe analizar su situación y facilitar estas experiencias de una manera adecuada - con un programa concreto de actividades y oraciones, una persona para cuidar de los candidatos durante la experiencia, con una duración de la experiencia determinada (como 3 a 4 semanas). Si en el país hay una comunidad LMC, la experiencia debe tener lugar allí; de lo contrario los candidatos deben estar acompañados por LMC en otro lugar. Si no hay una comunidad LMC, podemos pensar en ir a otras provincias, u organizarla en colaboración con los MCCJ o las CMS.

Campos de misión

Ir a la llamada misión "ad gentes" sigue siendo un gran desafío si hablamos desde la realidad africana, sobre todo por la situación económica, las diferentes circunstancias del entorno familiar y la falta de preparación adecuada.

  • Debemos pensar no sólo en irnos al extranjero, sino también en involucrarnos en nuestros propios países. Debemos servir a nuestro propio pueblo, a los más pobres y abandonados de entre ellos, tal vez en otras partes del país. Debemos analizar donde la gente necesita nuestra presencia y ministerio, considerando nuestras propias posibilidades.
  • Debemos animar a nuestra gente a considerar la posibilidad de salir de sus propios países. Debemos analizar los desafíos y encontrar soluciones también con la provincia.

Economía

Estuvimos de acuerdo en que debíamos seguir los acuerdos de Kinshasa:

  • Queremos incluir nuestra economía en nuestra vida espiritual, para vivir una vida fundada sobre la Providencia. En este sentido, pedimos a los grupos que consideren en sus programas de formación un tema sobre la relación con el dinero, poniendo nuestra estabilidad y confianza en Dios.
  • En el proceso de nuestra autonomía financiera, invitamos a los diferentes grupos a formar a sus miembros en los diferentes aspectos financieros, tales como: realización de proyectos de desarrollo basados en las necesidades locales, búsqueda de fondos, contabilidad…
  • Sabiendo que pertenecemos a esta familia LMC, estamos llamados a ser responsables de sostener el grupo. En este sentido, todos los LMC deben contribuir al fondo local del grupo. A partir de este fondo local, el grupo debe igualmente contribuir al fondo común internacional, gestionado por el Comité Central.
  • Estamos también llamados a animar la Iglesia local y toda persona de buena voluntad a sostener nuestras actividades misioneras.
  • Para alcanzar nuestra autonomía financiera, invitamos a los grupos a iniciar actividades generadoras de entradas propias (agricultura, ganadería, farmacias, cine, centros de fotocopias e internet, artesanado local, conferencias, formación, coloquios, animación de eventos…).
  • No basta comprometernos en proyectos, sino que estamos también invitados a presentar las cuentas con transparencia (libros de caja, cuentas bancarias con más de una firma…).

La Familia Comboniana

  • Debemos colaborar con la Familia Comboniana, estando presentes durante los diversos eventos, fiestas y asambleas, cuando seamos invitados. También debemos tomar la iniciativa en la organización juntos de los diferentes programas.
  • Donde hay otros grupos que viven el mismo carisma, debemos conocernos y encontrar formas de colaboración.

Justicia, Paz y Integridad de la Creación (JPIC)

Ya en Layibi, hablamos sobre la importancia de involucrarnos en JPIC y convertirlo en una de nuestras prioridades en África. Nos sentimos inspirados por la encíclica "Laudato Si" y nuestro propio carisma comboniano. En este momento queremos alentar a los LMC en África a ponerlo en práctica a través de algunas ideas concretas:

  • Aumentar la sensibilidad en los grupos LMC y proporcionar formación en JPIC (tal vez alguien del grupo puede convertirse en promotor de JPIC), para que podamos estar bien preparados para comenzar el trabajo sobre este tema.
  • Buscar personas y organizaciones con las que podamos colaborar (como la Comisión de JPIC de la parroquia o diócesis, la Familia Comboniana, ONGs y otras organizaciones sociales) para analizar juntos la situación y preparar el plan de acción. No podemos trabajar solos, necesitamos estar en red con personas e instituciones a nivel local e internacional.
  • Animar y sensibilizar a las personas de nuestras parroquias, pueblos, diócesis, etc. mediante la promoción de talleres, reuniones, etc.

Comunicación

Confirmamos las resoluciones de los encuentros en Layibi y Kinshasa: la comunicación es esencial para el éxito de la misión y es una responsabilidad de todo el LMC, como fue para San Daniel Comboni.

  • Todo LMC debe establecer y mantener una comunicación clara y constante. Necesita comunicarse correctamente con los siguientes:
    • Miembros de la Comunidad LMC
    • Equipo Coordinador
    • MCCJ a cargo de los LMC y Superior Provincial
    • Comité Africano
    • Comité Central
  • El Equipo Coordinador del Comité Africano elaborará una guía de comunicación como herramienta que utilizará el LMC para responder a preguntas sobre el procedimiento de comunicación, la estructura, las fechas en que deben presentarse los informes y cualquier tema relacionado con la comunicación.
  • Crear un grupo de WhatsApp para todos los coordinadores LMC en África.

Contribuciones de la reunión celebrada en Anchilo (29 de julio de 2017) de los misioneros combonianos y la hermana misionera comboniana que acompañan a los LMC.

Después de un fructífero intercambio entre los participantes de la reunión, sus propuestas son las siguientes: (1) Propuesta para la asamblea de 2018: evitar el lenguaje de LMC "locales" e "internacionales" (esto crea divisiones y confunde el objetivo del grupo). Se debe tener cuidado de no descuidar el grupo LMC formado en el país. En lugar de llamar "comunidad internacional", se le puede llamar "Comunidad prioritaria". (2) Durante la época de la formación, debemos destacar el aspecto de la interculturalidad. (3) Los LMC que viven en el mismo país deben organizar su trabajo juntos, planificar juntos y evaluar el trabajo realizado juntos.


El nuevo Comité Africano: Dieudonné Likambo, Magdalena Plekan, e Francisco Jorge Adriano Martinho.


Alberto de la Portilla, Anna Obyttacz, Constantino Anastácio Matuta, Degnide Kodjo, Francisco Jorge Adriano Martinho, Jacob Christian Kleven, Katarzyna Tomaszewska, Laurinha Glória Rachide, Likambo Kwadje Dieudonné, Magdalena Fiec, Magdalena Plekan, Manuel Sardinha, Margarida Vaníriua Inlala.


Her.no Quaranta Giovanni Luigi, P. António Manuel Bogaio Constantino, P. Arlindo Ferreira Pinto, P. Bachulu Diangolo Olivier, P. Kouande Adekoun Victor, P. Ngoré Gali Célestin, P. Zielinski Maciej Mikolaj.


Misioneros combonianos: Her.no Quaranta Giovanni Luigi, P. António Manuel Bogaio Constantino, P. Bachulu Diangolo Olivier, P. Kouande Adekoun Victor, P. Ngoré Gali Célestin, P. Zielinski Maciej Mikolaj. Laicos Misioneros Combonianos: Alberto de la Portilla, Anna Obyttacz, Constantino Anastácio Matuta, Degnide Kodjo, Francisco Jorge Adriano Martinho, Jacob Christian Kleven, Katarzyna Tomaszewska, Laurinha Glória Rachide, Likambo Kwadje Dieudonné, Magdalena Fiec, Magdalena Plekan, Manuel Sardinha, Margarida Vaníriua Inlala.

Allegati: