Lunes, 28 de enero 2019
El pasado domingo celebramos la Infancia Misionera, una Obra del Papa encargada a las OMP (Obras Misionales Pontificias). El objetivo de esta jornada es promover la ayuda recíproca entre los niños del mundo, porque los más pequeños son capaces de conocer y encontrar a Dios en sus vidas y convertirse así, en pequeños misioneros desde su creatividad y sencillez. El lema de este año: “Con Jesús a Belén ¡Qué buena noticia!” A la izquierda, en la foto: P. Kamanga Stéphane, comboniano congoleño.

Desde la Delegación de Misiones de la Diócesis de Tenerife, se organizan distintas actividades para difundir esta jornada misionera entre los más pequeños de las islas de Tenerife, La Palma, Gomera y El Hierro. La más significativa es la “Marcha Misionera” que cada año se lleva a cabo en el municipio de Candelaria (Tenerife). Más de 2.000 personas entre niños, familias, catequistas y acompañantes de las distintas parroquias, arciprestazgos y movimientos que marchan, como una gran marea humana, anunciando a todos la alegría del Evangelio.

Una vez concluida la marcha, en la plaza de la Basílica de Candelaria y bajo la maternal protección de nuestra patrona (primera misionera de nuestras islas), tiene lugar la Eucaristía presidida por nuestro obispo D. Bernardo Álvarez.

La jornada termina con un almuerzo compartido y actividades lúdicas para los más pequeños.

Como LMC, y junto al resto de voluntarios de la Delegación Diocesana de Misiones, preparamos esta jornada con mucho cariño, desde la acogida de los participantes, pasando por la Eucaristía y la animación posterior; intentando despertar en los más pequeños sentimientos de amor al prójimo, generosidad y entrega que les acompañen toda la vida y quién sabe, futuros misioneros llamados a la evangelización a las gentes.

Además, este año hemos contado con Esteban MCCJ, que nos ha acompañado con su testimonio en la animación misionera de esta Jornada.
LMC de España