Domingo XIX del T.O.
Año A – Domingo 07.08.2011
P. Ottavio Raimondo – H.na Giuseppina Barbato

Convirtámonos a la misión

Domingo XIX del T.O.
Año A – Domingo 07.08.2011
P. Ottavio Raimondo – H.na Giuseppina Barbato 

Conduciré al extranjero sobre mi monte: (I lectura: Is 56,1.6-7)
Los dones y la llamado de Dios son irrevocables: (II lectura: Rm 11,13-15.29-32)
Mujer, grande es tu fe: (III lectura: Mt 15,21-28)

Las comunidades cristianas del Evangelio de San Mateo

Para nosotros comunidades cristianas de Mateo es importante recordar este momento de la vida de Jesús. En el territorio de Tiro y Sidón, dos ciudades que representan los pueblos paganos. ¿Jesús fue allá solo para huir de Herodes o para evangelizar? Nosotros, ahí donde estamos, estamos solo para huir de la carestía  o de la persecución que hacia difícil nuestra vida en Palestina, en particular en Jerusalén o estamos ahí para evangelizar?

Nos gusta contemplar a Jesús porque también él tiene dificultad en abrirse a la universalidad, a traspasar los confines de Israel. Los pobres, los oprimidos, los ciegos en la mentalidad del tiempo eras personas pertenecientes al pueblo de Israel. Los otros no existían e incluso, en la cultura judía popular, como en la nuestra, hay confusión entre “los extranjeros” y los demonios.

Con su postura Jesús enseña a nuestras pequeñas comunidades que para acoger el reino de Dios lo esencial no es la pertenencia étnica y cultural, sino la fe.

Las comunidades cristianas de hoy

También nosotros tenemos necesidad de abrirnos a la universalidad recorriendo el camino que Jesús ha marcado para alcanzar, después de su resurrección, a decir: “Vayan y hagan mis discípulos a todos los pueblos” (Mt 28,16).

El camino de “conversión” para Jesús ha sido largo. Enviando a los discípulos Jesús había dicho: “No vayan entre los paganos y no entren en las ciudades de los samaritanos” (Mt 10,5), en le sermón de la montaña había dicho: “No les den las cosas santas a los perros” (Mt 7,6). ¿Y quienes eran los perros, sino los paganos? Y a la mujer cananea “No he sido envido sino a las ovejas pedidas de Israel”.

Pablo ha logrado dar este paso de universalidad. Al inicio de la carta a los Romanos escribe: “Primero los hebreos, luego los paganos” (Rm 1,16). Al final de los Hechos de los Apóstoles dirá: “Por eso sepan que esta salvacion de Dios ya ha sido proclamada a los paganos, ellos si que escucharán”.

Es interesante notar que las últimas palabras puestas en boca de Jesús y Pablo, son palabras que coinciden, palabras de universalidad: las palabras de la misión.

Durante el Congreso Eucarístico Nacional que se celebrará en Ancora (Italia) desde el 3 al 11 de septiembre próximo La Tienda de la Escucha nos ayudará a abrirnos a la misión. Las primeras reacciones son de entusiasmo, pero cuando las personas descubren que sobre las paredes de la tienda encontrarán frases del Evangelio y frases de los libros sagrados de otras religiones; cuando sepan que estos mismos libros pueden ser adquiridos como puede ser adquirida la Biblia, entonces comenzan las muecas y la perplejidad.

Probablemente aquella mujer hablaba algún dialecto que Jesús y los discípulos tenían dificultad para entender. Hoy millones de personas que buscan salvación hablan lenguajes que  tenemos dificultad para entender. ¿Estamos dispuestos a acércanos?

Sugerencia: visita el sitio www.congressoeucaristico.it e invita a las personas a visitar La Tienda de la Escucha o pide ser voluntario en la misma tienda comunicándote con el P. Ottavio. Si vives fuera de Italia o no puedes asistir, busca alguien que piense distinto de ti y habla de algo que tienen en común, sin tratar de cambiar su mentalidad.

P. Ottavio Raimondo – H.na Giuseppina Barbato