Lunes, 25 de marzo 2019
En Guatemala, los Laicos Misioneros Combonianos (LMC) hemos iniciado este 2019, pidiendo a Dios luz para ver en donde quiere que sirvamos a partir de este año.  En Santa Caratina Pinula, seguimos con el programa de nutrición infantil, Chispuditos. Sin embargo, el día de experiencia misionera que hicimos cada mes durante tres años, lo dejamos atrás y ahora, estamos listos para un nuevo destino para llevar alegría, fe, esperanza, paz, consuelo… para hacernos solidarios con la injusticia y las carencias que sufren otros hermanos guatemaltecos.

Así, el Señor nos conduce hacia el municipio de Chinautla que pertenece al departamento de Guatemala, su cabecera es Santa Cruz.

Se encuentra en la parte norte del departamento de Guatemala se ubica a una distancia de sólo  12 kms  de la ciudad capital. Son famosos por las artesanías trabajadas en barro que producen con sus propias manos. Toda la población es indígena, pertenecen a la etnia Pocomam.

Desde 1985, sufren abusos políticos de corrupción, la alcaldía de la municipalidad se vio monopolizada por un solo alcalde, quien estuvo apoyando al partido del gobierno de turno, hasta que fue capturado por acusaciones de corrupción en 2015. A pesar de la captura, este personaje, logró que su sobrina fuera electa como alcaldesa para el período 2016-2020 y salió libre de prisión tan solo unos meses después de haber sido capturado, a pesar de la gravedad de las acusaciones en su contra.

Pobres y abandonados… la alcaldía municipal de Chinautla no permite que llegue ningún camión a recoger la basura, desean desesperar a los pobladores para que desalojen y puedan explotar allí materiales para construcción. Las personas del lugar tiran su basura en cualquier lugar, especialmente en un rio que pasa en medio del pueblo, porque no tienen a donde llevarla, ni quien se la lleve al basurero municipal. Viven pobreza y pobreza extrema, no tienen a donde ir… ni quieren irse, esas son sus tierras… todos son propietarios.

Es allí a donde Jesús ha llevado nuestros pasos, todo para su honra y su gloria. Padre Roberto Gómez Palma, es el nombre del párroco de Chinautla, la población en su mayoría es católica, poco han hecho allí las sectas evangélicas. Apenas hemos llegado dos veces, el 23 de febrero y el 16 de marzo 2019, se percibe a la población muy pacífica y confiada.  Envían a sus hijos a las actividades que hemos hecho, grandes y pequeños llegan solos, muy independientes y seguros.

Pedimos al Señor nos regale todo lo necesario para anunciar el Reino y compartir la alegría del Evangelio. Además nos ilumine para encontrar aquella necesidad en la que nosotros colaboremos desde nuestro ser Laicos Misioneros Combonianos. Nos ponemos en manos de la Providencia y confiamos en los Sagrados Corazones de Jesús y María, al estilo de San Daniel Comboni.

“Santos y Capaces, haciendo causa común con los más pobres y abandonados” (San Daniel Comboni).

Lily Portillo
LMC-PCA, Guatemala