He pedido a toda la Iglesia que durante el mes de octubre de 2019 se viva un tiempo misionero extraordinario, para conmemorar el centenario de la promulgación de la Carta apostólica Maximum illud del Papa Benedicto XV (30 noviembre 1919)… El título del presente mensaje es: Bautizados y enviados: la Iglesia de Cristo en misión en el mundo. (Papa Francisco, Mensaje para el DOMUND - Jornada Mundial de las Misiones 2019).

Desafíos misioneros de la fe

Habacuc 1,2-3; 2,2-4; Salmo 94; 2Timoteo 1,6-8.13-14; Lucas 17,5-10

Reflexiones
Puntualmente, al entrar en el mes misionero de octubre, la Palabra de Dios ofrece un mensaje fuerte sobre la fe del creyente, en especial del cristiano y de toda persona que vive e irradia con coherencia su adhesión al Padre de la Vida. Es preciso recordar enseguida que la fe cristiana no se limita al conocimiento y a la aceptación intelectual de las verdades escritas en la Biblia o en el catecismo; la fe no es una cuestión de ritos, ceremonias y otras obras… La fe es, ante todo, la adhesión plena a una Persona, confianza total en su Palabra, entrega de la propia vida en las manos de un Padre amoroso. Nuestra fe no consiste en saber más, sino en vivir, saborear, gustar, fiarse, entregarse. La fe toca de cerca todo ser y todo el ser: espíritu, alma, cuerpo, personas, cosmos, acontecimientos y vicisitudes de la vida ordinaria… Estas realidades se iluminan de una luz nueva según su verdadero valor delante de Dios. La fe es esa “luz gentil”, de la que se había enamorado el santo John Henry Newman (será canonizado el próximo domingo) en su camino de conversión, hasta la verdad plena.

¡La fe es vida, salvación! El profeta Habacuc (I lectura), contemporáneo de Jeremías (VII-VI s. a. C.), lo gritaba a la gente, que, en una época de represión, maldades, rapiñas, violencias, contiendas, litigios… (v. 3), se preguntaba: ¿quién se salvará? La respuesta del profeta es clara: “el justo vivirá por su fe” (v. 4). El mensaje es nítido; queda la tarea de llevarlo a la práctica en medio del cansancio y los desafíos del camino. Porque para Dios nada es imposible (Lc 1,37). El que se deja guiar y sostener por Él tiene la fuerza para superar los pasos inciertos y cansados; por eso debemos orar como los Apóstoles (Evangelio): “Señor, ¡auméntanos la fe!” (v. 6).

Después de las propuestas exigentes de Jesús en el Evangelio de los domingos anteriores (renuncia a los bienes, puerta estrecha, honestidad a toda prueba, perdón sin condiciones…), los discípulos son conscientes de su fragilidad y tienen miedo. Por tanto, dirigen al Maestro una oración intensa, que cada uno de nosotros, dentro de su itinerario espiritual, siente como auténtica y sincera desde lo profundo del corazón: “Auméntanos la fe”. (v. 6). Los desafíos que Jesús lanza a nuestra fe débil son paradójicos y proverbiales: hasta arrancar de raíz la morera y plantarla en el mar (v. 6), o trasladar montañas (Mc 11,23). Porque todo es posible para el que cree (Mc 9,23).

Sin necesidad de esos signos extraordinarios, la vida del creyente se desarrolla en las situaciones concretas de cada día, con las dificultades diarias (v. 7) en el cumplimiento fiel y gratuito de las tareas de cada uno. Sin pretensiones, ni reivindicaciones o gratificaciones. Con la conciencia de que somos simplemente siervos, gente común, ordinaria, fiel en las cosas de cada día. Justamente, “pobres siervos” (v. 10), felices en poder servir, con una fidelidad capaz de llegar hasta el martirio. Inútil, en el texto griego, quiere decir sin pretensiones, sin reivindicaciones. Quiere decir tomar conciencia de ser tan solo instrumentos en las manos de Dios. Todo lo que tengo se me ha donado gratuitamente. Dios mismo será feliz haciéndose el servidor de esos siervos, los hará sentar a la mesa y los servirá (Lc 12,37).

La fe es un don precioso de Dios que debemos reavivar, guardar e irradiar en el mundo, como recomienda S. Pablo a Timoteo (II lectura). Un don que hemos recibido gratuitamente del Padre de la Vida: lo podremos robustecer tan solo si lo compartimos. Porque “¡la fe se fortalece dándola!” (Juan Pablo II, Redemptoris Missio 2). El precioso don de la fe, que enriquece al creyente con abundantes bendiciones, exige claramente nuestra gratitud hacia Dios (cfr. Sal 116,12). El compromiso misionero es la primera respuesta de nuestro agradecimiento, compartiendo nuestra fe con humildad y sin imposiciones, sosteniendo y promoviendo el trabajo misionero de la Iglesia para llevar por doquier la luz de la fe; empezando por nuestra familia con la educación de los niños en la fe y en la vida cristiana, e irradiando la fe también en las relaciones sociales entre amigos y colegas.

En el mes misionero de octubre - ¡que este año es realmente extraordinario! (*) - oremos a la Virgen María, especialmente con el rezo del Santo Rosario, oración popular que ayuda a revivir los misterios de la vida de Cristo y de María, en sintonía con los gozos, esperanzas y problemas misioneros en el mundo, y roguemos al Señor que suscite buenas y numerosas vocaciones para su mies en el mundo entero.

Palabra del Papa

(*)  “He pedido a toda la Iglesia que durante el mes de octubre de 2019 se viva un tiempo misionero extraordinario, para conmemorar el centenario de la promulgación de la Carta apostólica Maximum illud del Papa Benedicto XV (30 noviembre 1919)… El título del presente mensaje es: Bautizados y enviados: la Iglesia de Cristo en misión en el mundo. La celebración de este mes nos ayudará en primer lugar a volver a encontrar el sentido misionero de nuestra adhesión de fe a Jesucristo, fe que hemos recibido gratuitamente como un don en el Bautismo… Y esta vida divina no es un producto para vender - nosotros no hacemos proselitismo -, sino una riqueza para dar, para comunicar, para anunciar; este es el sentido de la misión. Gratuitamente hemos recibido este don y gratuitamente lo compartimos (cfr. Mt 10,8), sin excluir a nadie. Dios quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad, y a la experiencia de su misericordia, por medio de la Iglesia, sacramento universal de salvación (cfr. 1Tim 2,4).
Papa Francisco
Mensaje para el DOMUND - Jornada Mundial de las Misiones 2019

Siguiendo los pasos de los Misioneros

- 6-27/10: Asamblea Especial del Sínodo de los Obispos para la Región Panamazónica, con el tema: “Amazonia: nuevos caminos para la Iglesia y para una ecología integral.

- 6/10: S. Bruno (Alemania 1030-1101 Italia), profesor de teología y ermitaño, fundador de la ‘Grande Chartreuse’ (Grenoble), promotor de la vida monástica, eremítica y cenobítica.

- 6/10: B. María Rosa (Eulalia) Durocher (1811-1849), canadiense de Quebec, fundadora.

- 7/10: Nuestra Señora del Rosario: oración popular que ayuda a revivir los misterios de la vida de Cristo y de María, en sintonía con los gozos, dolores, esperanzas y problemas misioneros del mundo entero.

 7/10: Desmond Tutu (nacido en 1931), teólogo sudafricano, arzobispo anglicano emérito de Ciudad del Cabo, activista contra el sistema del apartheid y en favor de los derechos humanos. Recibió el Premio Nobel de la Paz (1984), el Premio Pacem in terris (1987) y otros premios internacionales.

- 8/10: S. Juan Calabria (1873-1954), sacerdote de Verona, fundador de dos Congregaciones de la Divina Providencia, para jóvenes, pobres y enfermos.

- 9/10: S. Luis Bertrán (1526-1581), sacerdote dominico español, misionero en Colombia, donde evangelizó a los pueblos indígenas y los defendió ante los opresores.

- 9/10: S. Juan Leonardi (1541-1609), fundador de los Clérigos Regulares de la Madre de Dios. Junto con el prelado español J. B. Vives, fundó en Roma una escuela para futuros misioneros ad gentes, que preanunciaba el Colegio de Propaganda Fide (1627).

- 9/10: Venerable Pío XII (Eugenio Pacelli, Papa: 1939-1958), operador de paz durante la II Guerra mundial; su luminoso magisterio pontificio, oral y escrito, ofreció abundante material para los documentos del concilio Vaticano II. Con la encíclica Fidei Donum (1957) lanzó un llamado en favor de las misiones, especialmente en África, involucrando también el clero diocesano.

- 9/10: Yom Kippur, día de la expiación, redención, penitencia, arrepentimiento y reconciliación, con ayuno y oración. Es el día más santo y solemne en el calendario hebreo.

- 10/10: S. Daniel Comboni (1831-1881), primer obispo-Vicario apostólico de África Central; elaboró un Plan para “Salvar a África por medio de los africanos” (1864) y fundó dos institutos misioneros. Murió en Jartum (Sudán) a la edad de 50 años. Su lema era: “¡África o muerte!”.

- 10/10: El premio Nobel por la paz 2014 fue asignado a Kailash Satyarthi, activista de India (nacido en 1954): luchó por los derechos de los niños y de los jóvenes; y a Malala Yousafzay, pakistaní (nacida en 1997), herida gravemente por los talibanes por su lucha en favor de la instrucción de las niñas.

- 11/10: S. Juan XXIII (Angelo Giuseppe Roncalli, 1881-1963), el “Papa bueno”, que anunció (1959) e inauguró el Concilio Vaticano II, el 11 de octubre de 1962. Llevó a Roma una sensibilidad nueva en las relaciones ecuménicas, sobre las cuestiones sociales, sobre la actividad misionera y especialmente sobre la paz con la encíclica Pacem in terris (1963). 

- 11/10: Memoria de Luis de Bolaños (1549-1629), franciscano español, misionero durante 50 años en Paraguay, sobre todo entre los guaraníes; estudió su idioma, escribió la primera gramática y algunos textos para la evangelización; puso las bases del método pastoral de las ‘reducciones’.

- 12/10: Fiesta de la Virgen “Aparecida”, patrona de Brasil, imagen muy querida por los afrobrasileños.

- 12/10: Memoria de 4.966 mártires y confesores (año 483) durante la persecución de los vándalos del rey arriano Hunerico en el África septentrional.

- 12/10/1492: Llegada de Cristóbal Colón a América, inicio de la conquista colonial del continente y de la evangelización del Nuevo Mundo.

- 12/10: Recuerdo de Simón Kimbangu (+1951), fundador de la Iglesia independiente kimbanguista en Congo.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

A cargo de: P. Romeo Ballán – Misioneros Combonianos (Verona)

Sitio Web:   www.euntes.net    “Palabra para la Misión”

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++