Lunes 18 de mayo 2020
El domingo 23 de febrero del 2020, el Bangkok Post informaba que 17 menores fueron rescatados por las autoridades tailandesas en su lucha contra el tráfico de personas. Se piensa que estos menores eran ciudadanos camboyanos y vietnamitas; después de ser liberados fueron llevados a un refugio para niños en Phuket (Tailandia). La mayoría de las personas traficadas que llegan a Tailandia provienen de Camboya, Myanmar, Rusia y Vietnam. [Bangkok Post]

Estos niños fueron traídos al País para ser mano de obra barata y fueron explotados sin piedad. Trabajaban largas horas sin interrupciones y eran golpeados si no lograban ganar la cantidad designada de dinero. Los traficantes engañaron a los padres de estos niños diciendo que a sus hijos se les pagaría un buen sueldo a cambio de trabajos fáciles. Fueron engañados y, como resultado, sus hijos enfrentaron terribles sufrimientos que han alterado su vida para siempre.

La trata de personas es un fenómeno global que se presenta bajo dos caras principales, la explotación sexual y el trabajo forzado. La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD) afirma que "la segunda forma más común de trata de personas es el trabajo forzado (18%), aunque esto puede ser una percepción equivocada porque el trabajo forzado se detecta con menor frecuencia y sobre él se tiene menos información que la trata con fines de explotación sexual". Por lo tanto, es posible que existan incluso más casos de trata de personas a fines de trabajo forzado que los documentados. Esto hace aún más imperativo que este problema salga a la luz y sea abordado adecuadamente. De todos modos, ambas formas de trata explotan con fines de lucro a las víctimas y muestran un total desprecio por el valor de la vida humana. Aunque el trabajo forzado mira sobre todo a la explotación específica de niños, ellos no son las únicas víctimas.

Para enfrentar con más eficacia el problema, la ONU indica tres elementos comunes que pueden usarse para identificar casos de trata de personas, "el acto, los medios y el propósito". Estos elementos sirven como guía por aquellos que están luchando para debelar este flagelo. La exitosa acción realizada contra el mencionado tráfico de personas en Phuket, una de las provincias del sur de Tailandia, es un ejemplo reciente de cuan útil sea esta guía.

Hay quienes tienen la falsa idea de que todas las víctimas de la trata son secuestradas en plena noche y llevadas a la fuerza donde los traficantes quieren que vayan. Sin embargo, la forma más común de obtener víctimas es la usada en llevarse a esos niños camboyanos y vietnamitas. Los traficantes aprovecharon la difícil situación económica de sus padres y los engañaron para que cedieran a sus hijos a destinarse a esa vida de esclavos. Los padres lo hicieron bajo la ilusión  de obtener un alto ingreso, que podría solventar sus problemas económicos. Los traficantes utilizan estos medios deshonestos para engañar a las personas para que los sigan "voluntariamente", explotarlos, incumpliendo luego cada una de las promesas hechas. Si bien existen leyes en prácticamente todos los países para proteger a sus ciudadanos de la trata, los traficantes saben descubrir las maneras de pasar desapercibidos, como, por ejemplo, pasar por cruces fronterizos donde no hay controles. Por eso es tan importante no solo estar atentos al reconocer las señales del tráfico para protegerse a sí mismos y a las familias, sino también para dar a conocer que, como en el caso de los niños salvados en Phuket, este tráfico pueda ser reprimido.
Jpic Noticias del Blog de Juan Pablo ? Vol. 8 - N 4

Ver unas Historias exitosas en

Office on Trafficking in Persons (OTIP),

SriLankan Airlines achieves success in crackdown on human trafficking at BIA 

5 estrategias para combatir la trata de personas en América