Lunes, 5 de noviembre 2018
Nos solidarizamos a ti en este momento de prueba, en que cargas los pesos de los errores de miembros de la Iglesia y del esfuerzo de renovarla, en espíritu de misericordia y profecía. “El Romano Pontífice, sucesor de Pedro, es el perpetuo y visible principio y fundamento de la unidad, tanto de los obispos como de la multitud de los fieles” (Vaticano II, LG, 23). Ahora como nunca, nos estrechamos en comunión contigo y renovamos todo el apoyo que como pastor necesitas.

Carta de apoyo
al Papa Francisco desde el Comité Ejecutivo Ampliado de la
Red Eclesial Pan Amazónica
(REPAM)

"La Amazonía es un examen decisivo,
un banco de prueba para la Iglesia y la sociedad”.
Ha llegado el momento de acoger con alegría y coraje este desafío pastoral,
en una hora tan compleja en el mundo,
para trabajar con fe y esperanza a tu lado.

Muy querido hermano, Santo Padre Francisco,
Te saludamos con inmenso cariño y gratitud. Reunidos en Sao Paulo (Brasil) los que suscriben estas líneas somos mujeres y hombres, laicos-as, religiosos-as, sacerdotes, obispos miembros del Comité ampliado de la REPAM, con la presencia de dos hermanos cardenales (Dom Claudio Hummes, Presidente de la REPAM y Pedro Barreto, enlace del CELAM en la REPAM).

Así mismo, querido hermano, te expresamos nuestro pleno respaldo y solidaridad por el servicio que vienes realizando como Obispo de Roma con la “Alegría del Evangelio” en el cuidado de nuestra casa común.  Creemos profundamente que la Amazonía es y será fuente de vida en el corazón de la Iglesia y nos comprometemos, aún más, a rezar por ti, y al mismo tiempo asumir, en permanente estado sinodal, nuestra misión cotidiana como REPAM proclamando la presencia del Reino en la Panamazonía (personas, comunidades y territorio).

Tu encíclica Laudato Si es nuestro horizonte de misión. La reflexión de ella está suscitando en muchas comunidades y territorios, serios y valientes esfuerzos de traducirla en compromisos en defensa de la Creación entera, asumiendo los graves riesgos y consecuencias que ello trae consigo.

La convocatoria del Sínodo Especial para la Amazonía está alentando la atenta escucha a los pueblos indígenas como los principales interlocutores y para que nos ayuden a nosotros, obispos, sacerdotes, religiosos, religiosas, laicos y laicas “a ser uno con ellos”. El proceso que estamos siguiendo como REPAM fortalece nuestra esperanza y nos abre a discernir los “Nuevos Caminos para la Iglesia y para una Ecología Integral”.

Nuestra Red Eclesial Panamazónica alcanzó un buen nivel de visibilidad e interacción con realidades locales, instituciones eclesiales, de la sociedad civil, e incluso de acompañar las voces de pueblos y comunidades indígenas en ámbitos internacionales. Nos comprometemos, a través de ella y de nuestras redes y medios de comunicación, a reforzar tu sueño, que también es nuestro, de una Iglesia en salida misionera, pobre para los pobres, en conversión permanente, unida a los pueblos amazónicos, alrededor de tu persona y en constante escucha de las inspiraciones del Espíritu en el hoy de nuestra historia eclesial y social.

Como recordaste a los obispos brasileños en julio del 2013, “la Amazonía es un examen decisivo, un banco de prueba para la Iglesia y la sociedad”. Ha llegado el momento de acoger con alegría y coraje este desafío pastoral, en una hora tan compleja en el mundo, para trabajar con fe y esperanza a tu lado.

Nos solidarizamos a ti en este momento de prueba, en que cargas los pesos de los errores de miembros de la Iglesia y del esfuerzo de renovarla, en espíritu de misericordia y profecía. “El Romano Pontífice, sucesor de Pedro, es el perpetuo y visible principio y fundamento de la unidad, tanto de los obispos como de la multitud de los fieles” (Vaticano II, LG, 23). Ahora como nunca, nos estrechamos en comunión contigo y renovamos todo el apoyo que como pastor necesitas.

Queremos construir una Iglesia “con rostro amazónico” desde Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Venezuela, Guiana Francesa, Surinam, Guyana y Brasil, con el acompañamiento de las instituciones hermanas de Europa y Estados Unidos.
Sao Paulo, 25 de octubre de 2018
En nombre del Comité ampliado de la REPAM
Card. Cláudio Hummes