Martes, 1 de junio 2021
La Hermana Isabelle Kahambu [en la foto] es una misionera comboniana congoleña. Actualmente está destinada en los Estados Unidos, pero cuando le hicieron la fotografía trabajaba en Costa Chica, estado de Oaxaca, al sur de México. Su parroquia de Huaxolotitlán tenía más de 32 comunidades y un único sacerdote que no lograba llegar a todas partes, por lo que las comunidades tenían que organizarse para celebrar su fe.

Esta realidad me sorprendió, porque México es un país con más de 500 años de evangelización. En mi diócesis de Butembo-Beni hay muchos sacerdotes y congregaciones religiosas, aunque hayan transcurrido pocos años de la llegada del Evangelio. En Costa Chica me tocó hacer un poco de todo. Los domingos iba a diferentes comunidades a la celebración de la Palabra, algo novedoso que no fue fácil para mí».

Antes de dejar su país, la hna. Isabelle nunca había visto un caballo. En Congo no existen. Sin embargo, en México tuvo que aprender a montarlo porque era el mejor medio para desplazarse e ir al encuentro de las comunidades cristianas. Así es la misión, hay que hacer un poco de todo.

Hna. Isabelle Kahambu, misionera comboniana en Costa Chica, estado de Oaxaca, al sur de México.

Por intercesión de san Daniel Comboni, oramos por la hna. Isabelle y por todos los misioneros y misioneras que saben adaptarse a las realidades de cada lugar para aportar el Evangelio a todas las gentes.

[Hozana]